Rejuvenecimiento de la piel facial en casa.

chica con piel rejuvenecida

Cualquier mujer quiere permanecer joven y bella durante muchos años. Las instituciones médicas y los salones de belleza ofrecen una gran variedad de procedimientos que le permiten rejuvenecer durante varios años. Cuanto mayor sea el efecto rejuvenecedor, mayor será el precio de los servicios ofrecidos. ¿Qué pueden hacer las mujeres que no tienen la capacidad financiera para pagar un rejuvenecimiento tan costoso?

Estas mujeres no necesitan estar molestas y creen que el éxito deseado solo se puede obtener en un salón de belleza. Debe reservarse un poco de tiempo para usted durante el día, y luego la piel del rostro irradiará juventud y belleza. El cuidado facial en el hogar no requiere mucho tiempo y costos económicos, basta con realizar los siguientes procedimientos y la piel del rostro se mantendrá joven y saludable durante muchos años:

Limpieza de la piel

La avena es perfecta para esto. Se muelen previamente en un molinillo de café o puedes usar una licuadora normal. Vierta avena en el puño de la mano y sustitúyala bajo un chorro de agua tibia durante literalmente 3 segundos, hasta que se moje. Luego lo distribuimos en ambas palmas y con suaves movimientos de masaje lavamos no solo el rostro con avena, sino que tampoco nos saltemos el escote y la zona del cuello. La avena es ideal para eliminar el polvo, la suciedad y el maquillaje.

Pelar en casa

Este procedimiento es de gran importancia para el rejuvenecimiento de la piel. El peeling elimina rápidamente las células muertas. Sin pelar, los poros están muy obstruidos, como resultado, se impide el suministro de nutrientes a las células y se produce un envejecimiento prematuro. El peeling no debe ser realizado por mujeres con piel sensible. Puede utilizar una infusión de café para la exfoliación en casa. Se aplica sobre la piel con ligeros movimientos de masaje y luego se retira con agua tibia. Como resultado, obtienes una piel suave y aterciopelada.

Nutrición de la piel facial

Independientemente del envejecimiento, la piel necesita recibir nutrientes. Para ello, son adecuadas las mascarillas, sueros y cremas caseros. Como ingredientes, está permitido utilizar los productos disponibles en su refrigerador: crema agria, huevos, aceite vegetal y otros.

Hidratar el rostro

Para que la cara no se vuelva como una manzana arrugada, debe estar adecuadamente hidratada. Un excelente remedio para hidratar el rostro es el aceite de ricino. Antes de usarlo, debe asegurarse de que no es alérgico al aceite de ricino. No debes dejarlo en tu cara todo el día, solo aplícalo durante 1-2 horas y luego lávalo.

Alisar las arrugas

Para ello, se aplican máscaras solidificantes en el rostro que pueden suavizar las arrugas mímicas. Puede comprar polvo de arcilla nutritiva en cualquier color que le convenga en la farmacia, o usar huevos. Para los propietarios de pieles grasas, la clara de huevo es adecuada para mascarillas y la yema de huevo para pieles secas. Se permite agregar un par de gotas de aceite de árbol de té o un poco de miel al huevo batido. Para obtener el mayor efecto, debe relajarse por completo y tratar de no hablar. La máscara debe endurecerse por completo, se crea una sensación de tensión en la piel. Mantenemos la mascarilla en la cara no más de media hora y la lavamos.

Masaje y gimnasia

Para nadie es un secreto que para tener una buena figura el cuerpo debe estar sometido a actividad física, lo mismo con la cara y el cuello. La gimnasia facial se realiza mejor frente a un espejo. No hay nada complicado en ello, solo necesitas pronunciar claramente las letras con tus labios y músculos de la cara - O-A-I-E-Y. El masaje se realiza mejor después de la gimnasia con las yemas de los dedos. Antes del masaje, debe aplicar una crema o aceite nutritivo en los dedos. Ligeramente, con un movimiento circular, tamborilea con los dedos en la cara durante 10 minutos.

Tómese unos minutos libres para usted por la mañana y por la noche, siga estos sencillos secretos y luego su piel permanecerá joven y hermosa para siempre sin el uso de costosos cosméticos y procedimientos.